Planta de Urea reafirma el proceso de industrialización boliviano

La planta de Urea y Amoniaco de Bolivia se encuentra enclavada en el corazón de Bolivia, el objetivo de la construcción de este complejo petroquímico está destinada a producir fertilizantes nitrogenados y agroquímicos para atender la creciente demanda del mercado interno y externo, con una inversión de 952 millones de dólares en una duración de 5 años que demoró su construcción, para poner en marcha la primera infraestructura industrial, que está en tuición de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Inauguración

El presidente Evo Morales Ayma acompañado del Vicepresidente del Perú Martin Vizcarra y el vicepresidente de Bolivia Álvaro García, ministros y funcionarios de yacimientos, se dieron cita en Bulo Bulo para la inauguración de las operación de la Planta de Amoniaco y Urea que da inicio a la industrialización del gas en el país que es un eslabón fundamental de la cadena de los hidrocarburos que permite añadir valor agregado para incrementar los ingresos que se recibe por la venta del gas natural.

“Esta planta es fruto de la nacionalización de los hidrocarburos que después de 11 años beneficia al país entrando al mercado interno y externo y fortalecerá el agro, para mejorar su producción”, recalcó Morales.

Por su parte el vicepresidente del Perú, Martín Vizcarra, ratificó en Bulo Bulo, la decisión de su país de construir con Bolivia y otros 4 países de Sudamérica, el Tren Bioceánico Central, así como también su interés en la producción boliviana de urea y amoniaco. «Ese es el proyecto que añoramos y que compartimos con visión de desarrollo con el presidente boliviano y que nos hemos propuesto sacar adelante», dijo Vizcarra.

Perú puso a disposición de Bolivia, puertos peruanos en la costa sur del Pacífico para que puedan hacer las exportaciones de productos, es decir alimentos y minerales producidos en Sudamérica orientados a los mercados principalmente de Asia.

“El consumo de la urea tiene una tendencia creciente. La demanda por la urea a nivel mundial ha crecido en un ritmo de 3% anual, desde el año 2000 al 2016 y el pronóstico a futuro respecto a la demanda y comercialización de este producto es muy alentador. En este contexto, los principales países a nivel mundial incrementaron la producción de fertilizantes”, resaltó Barriga.

Descripción de la planta

La alimentación principal de la planta de urea es el gas natural, el que se toma de la corriente del norte, producción de los campos de Carrasco, que está interconectada a través de un gasoducto y un acueducto que proviene del Río Ichoa.

La planta se divide en 7 partes y son las siguientes:

  • 2 áreas principales son ocupadas por la planta de amoniaco
  • La tercera área está destinada a la planta de urea, éste es el núcleo de producción
  • En la cuarta área está el almacenaje para una cantidad de 42 mil toneladas de producción de urea a granel
  • La quinta área tiene capacidad para 7 mil toneladas.
  • El área 6 y 7 son edificios donde están las salas de control, la parte administrativa y todo el equipamiento.

Ubicación

La Planta de Bulo Bulo se la localizó en esa región por argumentos técnicos, recordemos que Bolivia usa menos fertilizante en toda Latinoamérica y que ese es uno de los factores que afecta a que se tenga menor productividad agrícola.

Se pensó instalar la planta de urea en Puerto Suárez, pero generaba deficiencias logísticas para cubrir el occidente del país, el mercado nacional si bien tiene en este momento un consumo muy bajo, tiene un potencial muy grande que puede ser cubierto con esta ubicación en el centro de Bolivia, “es una planta para los bolivianos que también tiene un perfil exportador”, acotó Oscar Barriga presidente de YPFB.

La planta petroquímica cumple las condiciones de espacio y logísticas para llegar a cualquier punto, existe la materia prima los principales componentes como el gas natural y agua, “estamos consolidando todo esto que se ha planificado el 2012 – 2013”, puntualizó Barriga.

Logística

Para el mercado interno se tiene planificado realizar las ventas en la Planta de Bulo Bulo, el intermediario recogerá la urea con su propio transporte y la llevará hasta su centro de almacenaje para la comercialización.

Para la venta al exterior se ha establecido una logística adecuada para las cantidades que se transportarán, se compró vagones contenedores para poder realizar el envío desde Bulo Bulo hasta Puerto Quijarro, donde se realizará la venta al mercado brasilero, argentino, paraguayo y uruguayo, algún volumen adicional por la ruta de Yacuiba para el comprador final.

Barriga explicó, que la logística está planificada en un transporte bimodal, donde contenedores con producto son trasladados en camión hasta la estación de Montero, de ahí en tren es llevado hasta Puerto Quijarro, es un transporte bastante eficiente porque la ruta desde Bulo Bulo hasta Montero está totalmente asfaltada y no hay manipulación del producto, solo de contenedor.

Inicialmente la mayor parte del producto va hacia Brasil vía terrestre y otra cantidad importante sale por barcazas, no existe ningún problema en este momento de falta de capacidad de carguío a las barcazas, los contenedores que se tienen están calculados en función al máximo de producto que se trasladaría hasta Puerto Quijarro, son 500 contenedores donde tenemos un porcentaje de éstos que van a estar en standby para ser reemplazados por cualquier motivo de reparación o mantenimiento con otros contenedores, entonces está cubierta en su totalidad la capacidad de transporte.

Por barcaza se estima el primer año unas 130 mil toneladas aproximadamente, que son volúmenes mínimos, al inicio de la producción que va ir creciendo de acuerdo a la necesidad del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.