Edición 22

Editorial

PUERTOS ALTERNATIVOS Y COMPLEMENTARIOS

La necesidad de incrementar su comercio exterior, sumado a los inconvenientes que representa depender de pocos puertos costeros, ha inducido a los bolivianos a buscar y desarrollar, nuevas alternativas para la salida y entrada de su carga. Es así que, por el sur este, los puertos bolivianos instalados en el Canal Tamengo, están haciendo las gestiones pertinentes, para internacionalizarlos con el fin de captar un mayor movimiento de carga de y hacia el Atlántico a través del río Paraguay – Paraná; es el caso de Jennefer que recientemente ya obtuvo su certificación internacional, en tanto que Puerto Aguirre está a poco de lograrlo.
Por el noreste, el empresariado del Estado de Rondonia está promocionando Porto Velho para el tráfico de carga boliviana, a través del río madera teniendo como puerta de entrada y salida a la ciudad fronteriza de Guayaramerín, que le interconecta por el oeste, con Pando, La Paz y Trinidad; en tanto que por el este siguiendo su recorrido por el río, se conectará al Amazonas y finalmente al Atlántico. Por su parte los pandinos, se sienten beneficiados por su ubicación estratégica que, en ocho horas, llega a Porto Velho saliendo por la carretera que pasa por la ciudad de Río Branco; en tanto que por la frontera Extrema – San Lorenzo, sale hacia el Pacífico en la costa sur peruana.
En el lado peruano, el presidente Martín Viscarra, ha declarado al puerto de Ilo, como zona estratégica para el desarrollo portuario; disponiendo una inversión inmediata de 15 millones de dólares en ampliación y mejora de infraestructura y adquisición de equipos portuarios, para atraer la carga boliviana que ya coparon los puertos del norte chileno. Como se puede notar, el empresariado boliviano tiene varias alternativas portuarias que las puede utilizar, dependiendo del tiempo y costos que le represente el origen o destino de la carga a transportar. Aunque algunos continúan preguntándose …, y puerto Busch ¿cuándo?

El Director

Ver edición digital