Edición 07

Editorial

Protesta de Anfach, demanda que no considera los derechos de los demás

El paro indefinido iniciado el 20 del presente mes por la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach), exigiendo la modernización del servicio que incluye el incremento de personal de planta, está perjudicando enormemente al comercio exterior boliviano, principalmente a los transportistas, quienes además del perjuicio económico inherente, tienen que soportar las inclemencias climáticas y carencias de agua y alimentos, por los varios días que están varados en la frontera con Chile, principalmente en la ruta Chungará – Tambo Quemado, por donde Bolivia tiene su mayor movimiento de carga internacional.

Si bien la huelga es un derecho de protesta que ampara al trabajador para conseguir sus demandas; sin embargo, ésta requiere normativizarla a nivel internacional, con el fin de evitar el excesivo abuso hacia terceras personas o instituciones que nada tienen que ver con la toma de decisiones entre las partes. El caso de Anfach, es uno de los tantos que suceden de manera constante en los diferentes países de América del Sur, a vista y paciencia de autoridades y organismos internacionales; hoy es el turno de la entidad aduanera chilena, mañana lo harán los estibadores, luego les tocará a los propios transportistas bolivianos, y así sucesivamente, las huelgas y bloqueos se van reproduciendo con daños que frenan al desarrollo económico.

Problemas como éste, donde terceros países se perjudican porque el gobierno nacional no puede darle solución, deben intervenir los organismos internacionales mucho de los cuales, se han creado supuestamente para coadyuvar al desarrollo económico de los pueblos que lo integran. Organismos como el Alolog, Comunidad Andina, Mercosur, Aladi, por citar algunos, inclusive el mismo BID y la CAF, tienen que diseñar normas que regulen las huelgas y que deben ser acatadas por todos, so pena de aplicarles sanciones a aquellos que los incumplen. Solo así, se podrá garantizar el flujo normal de movimiento de carga entre los países miembros.

El Director

Edición 7