A tomar en cuenta: aspectos logísticos de la ruta

Para conocer a más detalle todo lo que involucra la ruta hacia Porto Velho, el gerente técnico de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (CADEX), Rafael Rivas, nos brindó importante información técnica, contemplando aspectos logísticos sobre esta alternativa para llegar al Océano Atlántico a través del río Madeira, que desemboca en el Amazonas.

Distancias

El trayecto hasta Porto Velho es vía terrestre. De Santa Cruz a Trinidad son aproximadamente 573 km en carretera. Si bien el camino está asfaltado, tiene algunos tramos que necesitan ser reparados por el sistema de bacheos debido al tráfico, principalmente desde Pailón hasta Guarayos, donde se encuentra deteriorado. Su reparación está en los planes de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). De Trinidad hacia Riberalta está el camino de ripio de 443 km, por el que se atraviesa dos ríos que no tienen pontón.
De Riberalta a Guayaramerín, que ya es la frontera, son 89 km y es una carretera pavimentada recientemente entregada, estando en muy buenas condiciones. Luego se pasa un río nuevamente, el Madeira, que se cruza en pontón porque no hay puente carretero. Ya desde Guajará-Mirin (Brasil) son 328 km de carretera asfaltada hasta Porto Velho, donde se transfiere la carga a barcazas fluviales.
Gracias a las características del río, en Porto Velho pueden navegar barcazas de hasta 4000 toneladas de capacidad a granel, con un calado superior a 10 metros (entre 10 a 15 en algunas regiones), se llega a Manaus para hacer la transferencia marítima con destinos finales a ultramar.

Tiempos

Desde la frontera de Guayaramerín hasta Porto Velho son aproximadamente cuatro horas y media, se va por un camino asfaltado. De Riberalta a Guayaramerín son entre 45 minutos a una hora para el tráfico. Sin embargo, es un poco difícil calcular el tramo Trinidad – Riberalta porque no tiene una carretera estable, es ripiada, depende de la época, las lluvias, la capacidad del río, etc., puede ser aproximadamente entre ocho a nueve horas, pero con un camino en buenas condiciones. Trinidad – Santa Cruz son otras ocho horas adicionales.

Pruebas

“Las primeras experiencias que se están realizando, por lo menos de las que tenemos conocimiento, es de la exportación de madera proveniente del noreste de la zona de Riberalta, con destino final a Inglaterra, es una carga que va en contenedores”, destacó Rivas, siendo otro de los servicios que brinda tanto el puerto como las líneas de transporte fluvial que operan en el río Madeira o Amazonas, pues no solamente tienen la capacidad de transportar estos recipientes, sino también graneles y la carga rodante, más conocido como “RoRo” (roll on/roll off).
Mas que nada, esta experiencia servirá para determinar el tiempo y la competitividad de costos, ya que se sabe que se puede ahorrar alrededor de 15 días.

Costos e infraestructura

Según Rivas, técnicamente hablando, ahora se puede recorrer ese trayecto, con dificultades por las limitaciones de la infraestructura vial, principalmente en el lado boliviano. Se estima que tendría un costo similar, pero en la medida que se desarrolle la logística, o sea un flujo de ingreso y salida de mercancía, proveniente y con destino al país. Por esa misma ruta, posiblemente los fletes tiendan a bajar y sean una alternativa mucho más competitiva.
En cuanto a la infraestructura, es primordial terminar la pavimentación de la carretera Trinidad – Riberalta y la construcción del puente sobre el río Madeira, para unir las poblaciones fronterizas de Bolivia y Riberalta, y así tener tráfico más fluido. “Sabemos que está en proyecto y posiblemente el gobierno de Rondonia pueda financiar la construcción del puente”, indicó.

Productos de exportación

Nuestro país es el principal proveedor de castañas del mundo -conocidas también como nueces del Amazonas- posee la mayor producción, ofreciendo un fruto totalmente ecológico y natural, muy apreciado y de alto valor. Es el área noreste que las exporta, “tenemos conocimiento de que por año deben salir aproximadamente 150-170 contenedores de castaña de la zona de Riberalta, que por ahora están saliendo por La Paz hacia Arica”, afirmó Rivas.
Sin embargo, tiene una logística bastante complicada por el tema de caminos y tiempos. Su principal mercado es Europa, constituyendo esta ruta una alternativa importante que se está desarrollando para que pueda salir por Manaus. También se está viendo la posibilidad de llevar cargas desde Santa Cruz, pero dependerá del destino final de la carga, si es la costa este de Estados Unidos o Europa.

Relevancia

Con las proyecciones de crecimiento que se tienen para la producción agrícola, agropecuaria y agroindustrial de Bolivia, Rivas manifestó que no debemos depender de un solo punto en cuanto a la logística de exportación, más bien es necesario tener alternativas de transporte que puedan manejar volúmenes de carga y que presten servicios ágiles.
“La hidrovía Madeira es una alternativa que se viene usando. No nos olvidemos que las primeras exportaciones de castañas y goma se hicieron a través de esta ruta, las cargas bolivianas iniciales de la región norte llegaron a Europa a través de Manaus. Entonces se está recuperando una alternativa que se tenía olvidada” finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.